Sin duda, uno de los complementos que no debemos descuidar a la hora de ir en moto es nuestra mochila. Hay cientos, si no miles, de modelos de mochilas para motoristas en el mercado y en este artículo vamos a darte algunos consejos que te ayudarán a decidir qué tipo de mochila es el mejor para ti.

Ventajas de usar mochilas para motos

Las mochilas son el complemento ideal para ir en moto porque nos permiten llevar nuestras cosas con nosotros, pero no sólo eso. La mayoría están fabricadas de manera que puedas expandir su capacidad o reducirla según la carga que lleves. Son ajustables al cuerpo independientemente de tu estatura o peso. Además, están diseñadas para darte la mejor experiencia conduciendo mientras llevas carga sin necesidad de tener que instalarle maletas o portabultos a tu moto. Por si fuera poco, sus múltiples compartimentos te facilitarán la organización de tus cosas, permitiendo, algunas de ellas, que puedas llevar incluso sistemas de hidratación.

Mochila para ir en moto
Mochila REVS Vox N17-AC000-1B-00 Original Yamaha – 31,90 eur

¿Qué buscar en nuestra futura mochila?

La elección de nuestra mochila dependerá de las preferencias y necesidades de cada uno, pero hay algunas características comunes que no deben faltar.

  • Tamaño: Si no solemos ir muy cargados y sólo la queremos para llevar nuestras cosas más básicas, lo mejor es que te decantes por una mochila de poca capacidad que cubra con tus necesidades. Si, por el contrario, eres de los que carga con el portátil a todas partes y además con libretas, móvil, cables, etc., las de mayor capacidad te ayudarán a que todo vaya contigo.
  • Impermeabilidad: ¿A quién no le ha pillado la lluvia yendo o volviendo del trabajo? Para evitar que se mojen tus cosas, procura que la mochila sea impermeable. Casi todas lo son, pero asegúrate de que la que elijas está bien preparada para que el agua no haga destrozos en tus cosas.
  • Comodidad y resistencia al aire: Procura que la mochila esté bien acolchada en la espalda y, a ser posible, tenga buena ventilación. En verano lo agradecerás, especialmente cuando la cargues sin la moto. Si la vas a utilizar en trayectos en los que la velocidad a la que debes circular no es muy alta, prácticamente cualquier mochila te servirá. Pero debes tener en cuenta que, a mayor velocidad, mayor resistencia al aire, por lo que elige alguna que sea aerodinámica para que no te frene o no dejarás de notar ese ‘tirón’ en la espalda cada vez que aceleres.
  • Seguridad: Aunque no hay ninguna homologación en materia de mochilas, algunas de ellas vienen reforzadas y, en algunos casos, podrían ayudarte a reducir los daños en la espalda en caso de accidente.

¿Qué tipo de mochilas existen?

Mochilas blandas

Las mochilas blandas suelen contar con una estructura cómoda y suelen tener una aerodinámica encarada a aumentar el confort. Dependiendo de su capacidad serán más o menos voluminosas y presentarán, en proporción, una mayor o menor resistencia al aire. Suelen presentarse en diseños en los que predominan los bolsillos exteriores.

Mochilas semirrígidas

La protección del contenido y su aerodinámica son su punto fuerte. Se caracterizan por su zona exterior semirrígida, con formas que se adaptan a tu posición, haciendo que se reduzca en gran parte su resistencia al aire. Casi todos sus bolsillos suelen ser interiores y suelen contar con compartimentos que permitirán llevar desde tu portátil hasta tus bolígrafos, todo bien organizado y sujeto para que no se muevan durante tu trayecto. Además, su acolchado en la zona de la espalda mejora la comodidad en su uso. Las encontrarás incluso con capacidad suficiente como para transportar en ellas tu casco.

Mochilas impermeables

Si vives en una zona en la que las lluvias son habituales, estas mochilas son lo que necesitas. Su tratamiento hidrófugo te dará la mayor de las protecciones frente al agua, evitando que tus pertenecías acaben empapadas.

Nuestros consejos para elegir tu mochila

  • Ten en cuenta lo que vas a llevar en ella para que su capacidad no se te quede corta ni la lleves medio vacía. Si no estas seguro, mira alguna que sea extensible.
  • Busca la que te sea más cómoda, tanto sobre la moto como para cuando no vayas en ella. Lo ideal es que lleven un buen acolchado tanto en la espalda como en sus correas, y si llevan ventilación en la zona de la espalda, mucho mejor.
  • Súmale seguridad. Los detalles reflectantes ayudarán a hacerte más visible para el resto de conductores, especialmente en vías con poca luminosidad.
  • Si no es impermeable en sí, pero quieres estar preparado ante el agua, hay algunas que llevan chubasquero incorporado que podrás ponerle en caso de necesidad.
Compártelo:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *